CONSEJO: ALIMENTOS Y MAL ALIENTO

CONSEJO: ALIMENTOS Y MAL ALIENTO

Un tercio de la población adulta sufre de halitosis, el llamado «mal aliento». Es una situación incómoda que podemos prevenir con una buena higiene y algunos alimentos que te contamos aquí. 

–more–

Aunque se tiene la creencia de que la mayoría de los casos de halitosis son causados por enfermedades gastrointestinales o diabetes, en realidad el 90% de las personas con mal aliento es por causa de la acumulación de bacterias en la boca, uno de las partes del cuerpo humano con mayor concentración de bacterias. 

El mal aliento se debe fundamentalmente a los llamados compuestos sulfurados volátiles, unos gases que se producen durante el metabolismo de ciertas bacterias de nuestra boca. La mejor forma de evitar su acumulación es mantener una buena higiene bucodental, pero si nos encontramos fuera de casa o en alguna situación en la que no podamos recurrir al cepillado podemos ayudarnos de algunos alimentos comunes. 

El agua es un gran aliado para nuestra boca, y es que la sequedad bucal provoca mayor cantidad de bacterias y la aparición de caries. Por eso es más que recomendable beber aproximadamente dos litros de agua al día para combatir y prevenir la halitosis.  

Los alimentos con fibra como las manzanas, zanahorias o el apio aumentan la producción de saliva y, por tanto, neutralizan la acidez y reducen la acumulación de bacterias. También ayudan a limpiar la superficie oclusal de los dientes sólo con masticarlas, una manzana como postre mejorará sin duda el mal aliento. 

Algunas hierbas como el perejil, el cilantro, la menta, la albahaca, el eucalipto, el romero o el cardamomo previenen las causas de halitosis. Masticarlas después de comer nos mantendrá un aliento fresco, así como las infusiones de té verde. Por último el yogur que con sus agentes probióticos protege nuestras defensas de las posibles infecciones bacterianas como la gingivitis. 

Una dieta rica en fibra y con pocos azúcares, así como una correcta higiene bucodental son la clave para un aliento fresco y sin halitosis. Si tienes cualquier duda o consulta sobre la salud de tus dientes, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Comparte: