CONSEJO: PASOS PARA EL CEPILLADO PERFECTO

CONSEJO: PASOS PARA EL CEPILLADO PERFECTO

Aunque es algo que realizamos a diario desde pequeños, no podemos decir que sepámos cepillarnos los dientes perfectamente. La higiene bucal es muy importante y no ocupa más que unos minutos al día. Te explicamos cuatro sencillos pasos para el cepillado perfecto. 

–more–

El cepillado perfecto varía según las necesidades de cada persona, sin embargo podemos trazar unas pautas para conseguir la mejor limpieza bucal de forma sencilla. Cometemos más errores de los que creemos, no por hacer más fuerza o cepillarnos más los dientes lo estamos haciendo mejor. 

Enjuágate la boca con agua antes

Sirve para neutralizar la acidez de algunos alimentos como los refrescos o el vinagre, que en contacto con la pasta de dientes podrían debilitar tu esmalte. Además con un enjuagado previo eliminas los restos de comida más grandes, adelantando en el proceso de cepillado. 

Cepilla tus dientes en seco o con un dentífrico

El cepillo actúa como una escoba que elimina las bacterias de nuestros dientes. Nuestra recomendación es usarlo en seco o con pasta de dientes, que no es realmente necesaria aunque puede ayudarnos en algunso aspectos. Por ejemplo si sufrimos halitosis, una pasta de dientes mentolada nos proporcionará un aliento fresco, y si necesitamos reforzar nuestro esmalte lo ideal es usar una pasta de dientes fluorizada.

Usa el hilo dental o cepillo interdental

Un 40% de la superfície de nuestros dientes se queda sin limpiar con el cepillado, por lo que el uso de hilo dental es imprescindible para una correcta higiene. Los dentistas recomendamos su uso al menos una vez al día, preferiblemente después del cepillado. El hilo dental y los cepillos interdentales ayudan a remover los residuos y la placa subgingival. 

No te enjuagues la boca con agua tras el cepillado

Para que los efectos de la pasta de dientes tengan efecto debes dejarla actuar al menos durante media hora. ¿Qué significa eso? Pues que no se debe beber ni ingerir ningún alimento durante los treinta minutos posteriores al cepillado. Lo ideal es escupir la pasta de dientes, sin usar agua, o enjuagarse con colutorio para reforzar la desinfección bucal.

Con estos cuatro sencillos pasos conseguirás una buena limpieza bucal, y mantendrás tu sonrisa sana y bonita. Si necesitas consejo o tienes alguna duda, no dudes en llamarnos. 

Comparte: