DUDA: FLUORIZACIÓN Y NIÑOS

DUDA: FLUORIZACIÓN Y NIÑOS

La fluorización dental es una de las mejores formas de prevenir el deterioro y el desgaste de los dientes de nuestros pequeños. Sin embargo debemos conocer bien las características de este tratamiento y adecuarlo a las necesidades de nuestros hijos. 

–more–

El flúor o fluoruro es un elemento natural que está presente, en muy pequeñas cantidades, en alimentos como el pescado azul y en algunas verduras como la col y las espinacas. También lo podemos encontrar en la mayoría de los dentífricos y en el agua potable de muchas ciudades. Mejora la calidad del esmalte dental y protege a los dientes de las caries, además de fortalecerlos. 

Pero, ¿cómo dar a los niños flúor extra? El flúor se puede ingerir a través del agua, de la sal, y de dentífricos, comprimidos o de soluciones de flúor. Uno de los tratamientos fluorizantes más usuales es el que consiste en colocar unos moldes de plástico en la boca del niño con un gel con flúor durante 5 minutos, supervisado en todo momento por un especialista

Es recomendable realizar este proceso totalmente indoloro dos veces al año cuando el niño tenga dos o tres años, ya que es el período en el que aparecen las caries con mayor frecuencia.

Consúltanos para más información sobre la salud bucodental de tus hijos, somos expertos en odontopediatría y te ofreceremos atención personalizada. 

Comparte: